jueves, 13 de julio de 2017

La educación, en su mínima expresión

La cuestión de la educación se resume, en el fondo a lo siguiente: quien tiene un lenguaje complejo, puede hablar de manera simple, pero quien tiene un lenguaje simple no puede hablar de manera compleja. 

7 comentarios:

  1. “Hay que recuperar la disciplina y la autoridad en la escuela”
    La exasesora en educación del Gobierno sueco Inger Enkvist se posiciona en contra de las nuevas metodologías educativas.

    https://economia.elpais.com/economia/2017/07/10/actualidad/1499687476_336740.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta tarde me ha telefoneado otra periodista (no sé por qué razón la inmensa mayoría de periodistas que se dedican a la educación son mujeres) preguntándome a ver si estaba de acuerdo con Inger. "Yo y loa alumnos", le he contestado. Resulta que cuando a los alumnos s ele pregunta lo que quieres, coinciden en pedir lo que pide Engist.

      Eliminar
  2. Gianluigi "Gigio" Donarumma es guardavallas del Milan y ha obtenido un contrato de seis millones de euros la temporada. Comenzó su carrera a los dieciseis y cuenta hoy dieciocho años. Debía rendir su esame di maturità para graduarse en el secundario. Había prometido concurrir a la propia. ministro de Educación de Italia, para ejemplo de la juventud del país. Sin embargo, ese día se embarcó en el avión privado de su representante, junto con su novia, rumbo a Ibiza. Si el escuela es, en el mejor de los casos, el lugar donde adquirir las destrezas necesarias para conseguir más tarde un trabajo en un mercado cada vez más difícil para un joven, teniendo en cuenta que el puesto alcanzado por Gigio está remunerado de manera de incorporarlo a los rich an famous del globo, ¿cabe denostarlo por su elección? Ni el pan ni las playas de Ibiza han debido ser declarados obligatorios para que la gente quiera obtenerlos. La escuela, en cambio, sí. ¿Y encima se la pretende con disciplina y autoridad?. Poco viento ha de capturar ese velamen...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, empeñar la propia palabra con un ministro yo creo que ya es algo importante. Será millonario pero yo no lo querría de yerno. Cuestión de prioridades.

      Eliminar
  3. Diría que quien tiene un lenguaje simple no puede tampoco pensar de manera compleja.

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo. Si la escuela es obligatoria se supone que hay algo malo, perverso y que nuestra estancia en ella no va a reportar los beneficios que promete.

    ResponderEliminar

El niño tiene derecho a ser frustrado

Entrevista que me hizo el jueves pasado Carlota Fominaya para el ABC.