domingo, 5 de febrero de 2017

Cuba en el corazón. 1

A partir de esta entrada, iré recogiendo en El Café de Ocata los escritos que me envíen mis amigos cubanos. Comienzo con este texto de Ernesto Díaz Rodríguez que me remite Tania Díaz Castro. Debería haberlo publicado antes, pero no he tenido tiempo hasta ahora.


RECORDANDO AL APÓSTOL EN SU DÍA

En ocasión de esta fecha memorable del 28 de Enero, donde los buenos cubanos recordamos con amor y especial gratitud al Apóstol de la Independencia de Cuba, nuestro gran José Martí, en nombre de Alpha 66 quiero darles las gracias a todos los que integran este honroso núcleo de combate en las filas de nuestra organización, así como a todos los que de una u otra forma han contribuido a que podamos mantener nuestra vigencia histórica. Luego de más de 55 años de lucha ininterrumpida seguimos firmes, sin flaquezas, en nuestro empeño de hacer a Cuba libre, sin importarnos el alto precio pagado en sacrificios. Y continuaremos defendiendo nuestra dignidad, nuestros valores de cubanos que no se rinden ni claudican, a pesar de las adversidades que inevitablemente nos ha impuesto el destino en este largo y borrascoso camino de un exilio prolongado en el tiempo mucho más allá de lo lógico y de lo imaginable. Quiero hacerles llegar también, en un día tan especial  como el de hoy,  mi reconocimiento personal y el de la Dirección Nacional de nuestra organización, por la admiración que han sabido merecer por vuestra fidelidad a Alpha 66, por su entereza de espíritu y por su acendrado amor a la causa por la que luchamos. Son ustedes parte de la esperanza de un futuro armónico y de prosperidad en una Cuba libre. 

En este día especial los invito a que continuemos trabajando juntos, con la trasparencia y la dedicación que el respeto a nuestros mártires y esta noble causa por la que luchamos nos impone. Los invito, como fórmula urgente que necesitamos, a despojarnos de ese enfermizo afán de protagonismo, tan arraigado en quienes sólo tienen luz para iluminarse a sí mismos, no porque sean arrogantes o malos, sino porque carecen de la inteligencia necesaria para descubrir el poder y el valor de la humildad. Considero que esta es una de las formas más bellas de honrar a esa figura excelsa, luminosa, que por amor a Cuba entregó su vida en Dos Ríos, elevando su frente a las alturas para que fuese más radiante la luz de lo que él simbólicamente en bellos versos llamó “la estrella que ilumina y mata”. 

Luchó Martí por una Cuba libre, sin yugos ni cadenas, donde hubiese como primer fundamento en las leyes de la nueva república, el respeto absoluto a la dignidad plena del hombre. Quería una Patria amplia en igualdades, de convivencia armónica entre todos los cubanos. Una Patria como generosamente proclamara: “Con todos y para el bien de todos” Así era de inmensa su nobleza. La transparencia de su alma y su inteligencia lo hicieron gigante. Luchó sin odios ni rencores estériles. Pero nunca tuvo una frase de aliento para los asesinos, ni les estrechó la mano ensangrentada. Nunca les prometió tampoco un perdón irreflexivo a la hora del triunfo. Porque el crimen no es una razón sino un acto de aberrante cobardía, sancionable con severidad en toda sociedad civilizada. 

Tampoco en Alpha 66 abrigamos odios ni rencores. No practicamos, ni practicaremos, fórmula alguna de venganza. Pero nos oponemos con vehemencia a la política absurda de “borrón y cuenta nueva”, tan arraigada en los que orquestan soluciones mendigantes de última hora, en componendas viles con el enemigo. Inclusive, para vergüenza nacional, no faltan hasta quienes proponen reimponer como mecanismo válido de transición la propia constitución del régimen comunista de Cuba. Y no hablemos de los que hasta hace poco fueron cómplices, servidores incondicionales del totalitarismo salvaje de los Castro. Muchos de ellos lamentablemente muy bien recibidos por los Departamentos de Inmigración y Justicia de este país y por determinados medios de comunicación masiva.

Todo esto debiera hacernos entender que la causa de la libertad de Cuba no puede estar sometida a ocasionales coincidencias de intereses con otras naciones. Ayudar a nuestro pueblo a liberarse del yugo de la opresión, es compromiso y responsabilidad que nos corresponde exclusivamente a los cubanos. ¡Sólo a los cubanos! Y no puede haber para nosotros satisfacción mayor que el sabernos útiles y contribuir con amor, cualquiera que sea la participación activa y el medio disponible a nuestro alcance a la lucha por la libertad de nuestra Patria. Ni puede haber para nosotros otra prioridad que sentir el tañido de la campana de La Demajagua repicándonos en el corazón en todas las horas, en todos los minutos, en todos los segundos de cada día. Porque sólo así,… ¡sólo así!  Seremos merecedores de un futuro de paz y de alegría en esa Cuba sin náufragos ni rejas con la que tanto hemos soñado.

Ernesto Díaz Rodríguez
Secretario General de Alpha 66

1 comentario:

  1. ¿No le da vergüenza, en su anticomunismo visceral y primitivo, dar publicidad a un grupo terrorista y asesino como Alpha 66, que además amenazó en tomar como rehenes a cualquier turista que visitara Cuba?

    Acciones
    Entre las disímiles actividades criminales de Alpha-66 que han sido denunciadas públicamente por el Estado cubano, se cuentan desde la década de 1960:

    Asesinato de dos pescadores y un miembro del cuerpo de guardafronteras;
    Ataques piratas a embarcaciones e instalaciones económicas costeras, e incluso, el ametrallamiento de un albergue de becarios en Tarará, ocurrido exactamente el 19 de mayo de 1963, cuyos autores no fueron procesados por Estados Unidos, a pesar de reivindicar públicamente este hecho;
    Planes de atentados contra el Comandante en Jefe, Fidel Castro, ataques piratas a embarcaciones pesqueras y al hotel Guitart-Cayo Coco en tres oportunidades en años recientes;
    Amenazas de bombas a representaciones cubanas en México, Estados Unidos, Ecuador, Brasil, Canadá, Puerto Rico;
    Tan solo entre 1992 y 1993 seis infiltraciones de grupos terroristas armados en el país, integrados principalmente por elementos antisociales a los que generalmente han empujado a una aventura suicida con fines propagandístico, mientras sus verdaderos y principales cabecillas se ocultan en una granja en las afueras de la ciudad de Miami, gastando en fiestas el dinero recaudado en tómbolas y maratones.
    En la década de los 1990 organizaron planes de atentados contra el Presidente cubano Fidel Castro; ataques piratas a embarcaciones pesqueras y al hotel Guitart Cayo Coco en tres oportunidades y efectuaron amenazas de bombas a representaciones cubanas en México, Estados Unidos, Ecuador, Brasil, Canadá, Puerto Rico.
    Secuestro de Elian González
    Durante el secuestro del niño cubano Elián González Brotóns en Estados Unidos, Andrés Nazario Sargént, su histórico cabecilla desde 1968 y sus seguidores, participaron en manifestaciones contrarrevolucionarias contra la sede de Cuba en Washington y la Misión Cubana en Nueva York y jugaron un activo papel en la vigilancia de la casa de la Pequeña Habana donde lo mantenían secuestrado.

    En Cuba
    En septiembre de 1993 fue detenido por las autoridades cubanas el mexicano Mario García Rubalcava, que planeaba realizar acciones terroristas contra instalaciones turísticas y atentar contra el Presidente cubano. Rubalcava reconoció posteriormente haber sido entrenado por Andrés Nazario Sargén.

    El 17 de febrero del 2001 fue detenido en Cuba Elizardo San Pedro Marín, quien por orientaciones de Alpha-66 y su llamado representante en Canadá, Antonio Tang Báez, había realizado amenazas a un embajador latinoamericano en Cuba y a representantes de agencias de prensa.

    Vínculos con la droga
    Algunos de estos cabecillas se han vinculado al negocio de la droga; uno de sus miembros denunció ante el Canal 51 de Miami haber participado en operaciones de este carácter y que en febrero de l995 había estado en Islas Andros para introducir drogas en la Florida.

    Son algunos ejemplos de los crímenes cometidos por esta organización, la que aún mantiene su alta peligrosidad, y sigue contando con el apoyo de la mafia terrorista de origen cubano radicada en Miami y la complicidad de autoridades de Estados Unidos.

    Algunos consideran que el Alpha-66 está también relacionada con el crimen organizado, dado el carácter criminal de sus cabecillas principales.

    Fuentes
    Alpha-66. Disponible en Terrorismo en Las Américas. Consultado el: 14 de julio de 2010.
    Allard Guy Jean, Miami Paraíso del Terrorista. Disponible en: Antiterroristas. Consultado el: 14 de julio de 2010.
    Alpha-66. Disponible en La Jiribilla. Consultado el: 14 de julio de 2010.

    https://www.ecured.cu/Alpha_66

    http://elpais.com/diario/1993/11/08/internacional/752713214_850215.html

    ResponderEliminar

En casa seguimos con Rolin

Mi mujer está terminando de leer El meteorólogo , así que Rolin sigue con nosotros. Mientras me comenta algunas de las páginas más intensas...