viernes, 29 de enero de 2016

Foticos

El martes, comida con Emili Manzano.
- Emili, ¿por qué hay gente que lee y gente que no?
- Eso es un gen.


El miércoles en La Central, con Quiñonero, presentado por Jordi Amat, que ha hecho una magnífica tesis sobre Gorkin, así que está condenado a aparecer más veces en este café.

El jueves, incitado por la Anna Manso ("La peor madre del mundo") estuve hablando en el Colegio Nuestra Señora de Lourdes de que se vive como se lee. Y cité, claro, está, a Emili Manzano.


El viernes en Valencia a perorar sobre la felicidad, que es una canción de verano. Y después durante
un rato fui feliz: el rato que duró mi vista a los íberos.






martes, 26 de enero de 2016

Herzen sobre Mill

"Hace un mes Mill publicó un libro extraño en defensa de la libertad del pensamiento, del discurso y de la persona, y digo 'extraño' porque puede extrañar que en el país en el que hace doscientos años Milton escribió sobre el mismo tema haya surgido la necesidad de levantar la voz on Liberty.  Pero la gente como Mill no escribe por puro placer; todo su libro está impregnado de una profunda tristeza, no de una tristeza nostálgica, sino llena de coraje y de reproche, como la de Tácito. Mill habló porque el mal se había fortalecido. Milton defendió la libertad de palabra contra los ataques del poder, contra la violencia, y la parte más enérgica y noble de la sociedad se puso de su lado. El enemigo de Stuart Mill es distinto: él no lucha contra un gobierno ilustrado, sino en contra de la sociedad y de las costumbres, en contra de la fuerza asesina de la indiferencia, la intolerancia mezquina y la mediocridad".

- Herzen, Pasado y pensamientos.

Un poco más adelante a Herzen se le escapa este lamento: "Observad: Se está reduciendo el alma" y añade: "No hay reproche en el mundo que pueda remediar la reducción del alma, y quizá ningún dique sea capaz de detener este proceso".

lunes, 25 de enero de 2016

Atocha

Todo el mundo parece saberlo todo de la transición. Lo curioso es que lo que saben no suele coincidir con lo que yo viví. Yo por ejemplo viví lo que esta foto representa como un acto moral. Pero ahora, por lo que se veo, todo el mundo se considera moralmente superior a este gesto.


Recuerdo muy bien la tarde del 24 de enero de 1977. 

La noticia del asesinato de los abogados laboralistas de la Calle de Atocha había dejado a mis "camaradas" universitarios paralizados, pero a mi me hervía la sangre y no me resignaba a hacer oposición de corrillos en el bar de la facultad. Encontré a uno -sólo a uno- dispuesto a ponerle un crespón negro a una bandera republicana y salir a la calle. Pero en la calle no había nadie y nos metimos en el metro esperando dar allí alguna salida a nuestra indignación. No estoy seguro de que supiéramos muy bien qué buscábamos... me imagino que la solidaridad ciudadana. Pero pronto nos dimos cuenta de que estorbábamos. Las buenas gentes de Barcelona se alejaba de nosotros, dejando un cinturón de seguridad a nuestro alrededor, como si apestásemos. Y quizás así era.  

Solamente un anciano alzó el puño a nuestro paso, en Urquinaona. Y eso fue todo. Así que cansados de ser una presencia molesta. Cansados en realidad de todo, metimos la bandera en una bolsa y nos fuimos a beber cervezas. 

Aquel fue el primer día del resto de mi vida. Aquel día se abrió mi transición.

Tres cuentos filosóficos

Magnífico,  ADAM EHRLICH SACHS

El artista y la modelo

No es que me entusiasme El artista y la modelo, la película de Trueba, pero reconozco que tiene un par de buenos momentos. En uno de ellos el artista confiesa ante su perpleja modelo que cuando se alcanza a comprender cómo funciona el mundo, es que ya se está preparado para la muerte. Que esto lo diga precisamente un artista, me parece algo muy serio.

sábado, 23 de enero de 2016

La vida es un pseudónimo

Juan Manuel de Prada comienza así su sección en el ABC cultural: "Afirmaba Léon Bloy (1846-1917) que cada vez que quería saber las últimas noticias, leía el Apocalipsis".

¡Bien por Bloy! Yo estos días he acudido a Herzen.

Hemos venido a este mundo a forzar la realidad (y nadie sabe muy bien en qué punto de este ejercicio comienza la locura). Esa es nuestra misión. Dejemos a la muerte, esa criada de la naturaleza, la misión de ordenar la habitación y poner las cosas en su sitio.

Esta mañana, en la plaza del mercado de Ocata, la pollera que me atendía me ha dicho al entregarme un cuarto de gallina que "la vida es un pseudónimo". No sé muy bien qué me ha querido decir. Ni tan siquiera estoy seguro que sepa lo que ha dicho. Pero le estoy muy agradecido.

viernes, 22 de enero de 2016

Alexandr Ivánovich Herzen

Ayer me llegó Pasado y pensamientos, de Herzen, y no he podido despegarme de él hasta ahora mismo, que he cerrado la última página. Hay autores a los que llego porque su nombre aparece de manera reincidente en los libros que me han gustado y acaban siendo unos desconocidos a los que tengo que sentar en mi mesa, porque es imposible echar de casa. Herzen ha sido el último y lo menos que puedo decir es que Pasado y pensamientos no me ha decepcionado.

Les ahorraré una reseña. Prefiero, como me gusta hacer, ofrecerles algunas de las líneas que he subrayado del libro:

I
Hegel refirió el caso de una buena anciana que solía decir: "Hace mal tiempo, ¿y qué? Es mejor que haga mal tiempo a que no haga ninguno".

II
... esa delicada y secreta parte del alma que huye de la luz y del ruido diurnos y que posee todo hombre que ha vivido de verdad.

III
Por muchas cosas absurdas que exijan los pueblos, nunca demandarán el deseo de ser mayores de edad en este siglo.

IV
La inteligencia es como una aurora boreal, ilumina mucho, pero apenas permanece.

V
Observad: se está reduciendo el alma.

VI
El mundo latino no aspira a la libertad, sino sólo a luchar por ella; encuentra fuerzas para la liberación, nunca para la libertad.

VII
La teleología es también teología. ¿Qué diferencia hay entre la utilidad predeterminada y la Providencia?

VIII
El pensamiento latino, religioso en la misma negación, es supersticioso en la duda y rechaza a unas autoridades en nombre de otras.

IX
Las reconciliaciones, en general, sólo son posibles cuando no son necesarias.

jueves, 21 de enero de 2016

Que vous arrive -t'il, Gregorio?


Mi amiga parisina, B., se preocupa por mi: "Que vous arrive -t'il, Gregorio? Plus une seule ligne pour le Café, juste des dessins (certes drôles)..."

Pues me pasa, querida B. que estoy dedicando todo mi tiempo a este libro (del que tú eres en parte responsable), pero ya voy por el último capítulo:


La portada es chula, ¿a que sí?

¡Cómo nos tenemos que ver!


lunes, 18 de enero de 2016

Hablando de complejidad, incertidumbre y futuro

Esta tarde un periodista me ha hecho una entrevista por teléfono. He accedido aunque sé muy bien que cuando la lea no me reconoceré en lo que dice que digo, pero es difícil negarse a hablar con los medios que publican tus artículos.

Quería saber qué opinaba de la complejidad e incertidumbre del presente. Le he dicho que cada vez que oía a alguien utilizar estas palabras desconectaba, porque en la mayoría de los casos se utilizan para ocultar la indigencia intelectual del que habla. Los tiempos siempre han sido complejos y el futuro oscuro, pero se supone que un intelectual tiene la misión de decir algo más que obviedades. Una obviedad o una generalización en labios de un intelectual es un pecado mucho mayor que una falsedad. Como diría Hegel, quien cree conocer algo y no dice más que generalidades, no reconoce lo que conoce. En cualquier caso -le he añadido-, me sorprende un poco que los tiempos sean complejos y que las librerías estén a rebosar de libros que prometen soluciones milagrosas para cualquier problema presente y futuro.

También estaba interesado -no sé por qué- en conocer mi opinión sobre el futuro. Le he dicho que sabía poco del futuro, pero que me daba la impresión de que hoy el futuro se ha convertido en un fenomenal negocio, una enorme fuente de ingresos del presente. Nunca ha habido más gente que ahora vendiendo mapas de carreteras de un país que nadie ha visto.

Para rumiar


La moralidad del nombre

Publicado en el diario ARA el 01/16/2016

¿Un objeto que no está bien definido es un objeto matemático? ¿Los matemáticos crean nuevas realidades cuando definen nuevos objetos?

El día 22 de diciembre tuve la suerte de comer con Jean-Michel Kantor, que se hace estas preguntas en El nombre del infinito, un libro que escribió con Loren Graham y en el que explora la historia del misticismo matemático de los Adoradores del nombre, un grupo ruso ortodoxo convencido del poder creador de la denominación. Como si su propio espíritu se hubiera contagiado del de los Adoradores del nombre, Kantor intentaba saborear la armonía del nombre Barcelona, ​​que, a su juicio, es el único nombre que hay que saber pronunciar para comprender lo que dice, porque no hay nada trivial en su fonética. En la localización del punto exacto de su acentuación se encontraría la mezcla de pimienta y luz que caracteriza la atmósfera de la ciudad. "Barcelona es nuestra pequeña Nueva York". "Nuestra", es decir, de nosotros, los europeos.

Al matemático Jean-Michel Kantor le entusiasmó el Salón del Tinell, "un lugar mágico", la geometría de las pequeñas plazas y, fatalmente, el naturalismo arquitectónico de Gaudí. Pronuncia todos estos nombres con deleite, saboreándolos. Quizás saborear el nombre de las cosas sea la mejor manera de aprender a relacionarse con ellas y a enmudecer la bestia que llevamos dentro, que, como que no sabe decir nombres, habla con las uñas.

Uno de los más ilustres adoradores del nombre fue el gran matemático Dmitri Egorov. Quiero decir cuatro cosas de su historia, que en realidad es la historia de Nikolai Chebotariov.

Egorov nunca ocultó su intensa fe religiosa. Por ello fue acusado de "reaccionario defensor de ideas religiosas" y de mezclar matemáticas y misticismo. Él reconocía sin complejos que, efectivamente, era religioso, matemático y místico y, además, sostenía que las instituciones educativas no debían inmiscuirse en sus creencias personales. En 1924, en Moscú, esta era una pésima estrategia defensiva, y fue expulsado del Instituto de Ingeniería Civil. Hay que decir que en aquellos años el comisario de Educación, Lunacharski, participaba en un movimiento llamado Constructores de Dios, empeñado en convertir el marxismo en una nueva religión. "Me inclino a creer que el marxismo como filosofía es el nuevo sistema religioso y el definitivo", decía. Pero, si lo era, era una religión que no admitía competidores.

Para sustituir Egorov fue llamado Nikolai Chebotariov, que era joven, revolucionario, buen matemático y un ciudadano soviético ateo y leal. Estaba casado con una doctora llamada María Smirnitskaia. Esta oferta de trabajo le abría las puertas de una prometedora carrera académica. Pero al informarse de lo que había pasado con su predecesor, pensó que no era honesto sustituir alguien que estaba mejor calificado que él y que había sido expulsado por cuestiones ideológicas. Si lo hiciera, no podría sentirse en paz consigo mismo. A Chebotariov se le cerraron inmediatamente las posibilidades de trabajar en Moscú y tuvo que desplazarse a Kazan.

Egorov fue tachado por sus propios colegas de saboteador, una acusación gravísima. El estalinismo no podía reconocer ningún error en el comunismo y, por lo tanto, si algo no funcionaba bien, su disfunción era la prueba de que detrás había un saboteador. Y si no lo había, había que crearlo. Egorov fue detenido en septiembre de 1939 y enviado a una prisión remota, en Kazan. Como le impedían rezar con sus rituales, se declaró en huelga de hambre. Su estado se agravó tanto que lo ingresaron en un hospital y pusieron un vigilante en la puerta de su habitación. Casualmente lo atendió María Smirnitskaia, la mujer de Chebotariov, que inmediatamente se dio cuenta de su extrema gravedad. Redactó entonces un certificado de defunción que entregó al guardián para que informara a sus superiores y, cubriéndolo con una sábana, trasladó al enfermo a su casa con la ayuda de su marido. Egorov murió al día siguiente y lo enterraron en una tumba anónima.

Conviene mantener vivas las historias de los héroes morales, porque para convertirnos en personas  morales debemos empezar atreviéndose a llamar por su nombre a la personas moralmente valiosas.

Unos años después, la policía estalinista detuvo a un amigo de Egorov, también un gran matemático y un adorador del nombre, Pável Florenski. "Nosotros -le advirtió su interrogador- no podemos comportarnos como el gobierno zarista y castigar la gente por un delito ya cometido. Nosotros nos debemos anticipar ". Florenski fue fusilado en el gulag de las islas Solovetski, en el mar Blanco, por un delito sin nombre.

Maestros y fontaneros

Publicado en el diario ARA el 01/16/2016

En TALIS (el estudio de la OCDE sobre docencia y aprendizaje), la mayoría de los docentes dice que entienden el aprendizaje de manera constructivista, como un proceso en el que los alumnos se implican activamente en la adquisición del conocimiento, y rechazan las metodologías que los fuerzan a ser receptores pasivos de información. Más del 90% aseguran que su papel debe ser facilitar la investigación que el alumno desarrolla autónomamente, porque sólo de esta manera adquiere un pensamiento crítico y se convierte en un activo constructor del significado de lo que aprende.

Yo estoy muy agradecido a todos aquellos profesores que fueron un referente intelectual y moral para mí y me enseñaron cosas que ni imaginaba que podían existir. No noté ninguna propiedad en su conocimiento que dificultara su transmisión. Normalmente los que tenían claras las ideas las transmitían bien. Creo que lo más relevante no es la vía de acceso a una información, sino su digestión, es decir, la forma en que el conocimiento nuevo se relaciona -a veces de manera oscura y inconsciente- con lo previamente creía saber. La chispa de la comprensión es muy caprichosa y la experiencia luminosa del "¡Ya caigo!" parece tener vida propia. Los conceptos de pasivo y activo en referencia al conocimiento deben valorarse diacrónicamente, de acuerdo con las consecuencias del aprendizaje a largo plazo, más que sincrónicamente, porque la memoria no es menos activa que la imaginación. Los procesos mediante los cuales la memoria a largo plazo toma protagonismo como memoria de trabajo son muy oscuros, pero lo que está claro es que sin la primera, la segunda se queda sin recursos.

Volvamos a TALIS. Curiosamente, cuando en lugar de preguntar a profesor por sus creencias nos interesamos por sus prácticas efectivas cotidianas, descubrimos que en su mayoría hacen uso de las metodologías que previamente han considerado pasivas. Parece que dicen lo que es pedagógicamente correcto y hacen lo que es pedagógicamente posible.

Recientemente, un director me reconocía melancólicamente que había tomado posesión del cargo soñando con llevar su centro a Ítaca, pero que no hacía más que arreglar vías de agua. Quien no tiene experiencia directa de lo que es un aula y de lo que supone, por ejemplo, tratar a lo largo de un día lectivo con 180 alumnos en plena ebullición adolescente, nunca comprenderá la trascendental importancia de la fontanería como ciencia auxiliar de la pedagogía.

sábado, 16 de enero de 2016

Iván Bunin, "Días malditos"

He pasado la tarde de este sábado -tras comer en familia los tournedós a la crema que he cocinado con mucho tiento- enclaustrado con Días malditos, que es el diario que fue escribiendo Iván Bunin a escondidas en Moscú y Odesa en 1918. Bunin es un gran conservador y, por lo tanto, un alienado que asiste al desmoronamiento de su mundo sin acabar de creer se que la realidad pueda ser tan grosera como se le muestra cotidianamente. Aprovecho para confesarles de pasada que a mi humilde parecer la frase más importante de la historia de la filosofía la dijo Hegel: "Todo lo real es racional". Sospecho que la historia de la humanidad es la sucesión fracasada de intentos de refutarla. En fin, que el libro se me ha pegado a las manos y no he podido desprenderme de él hasta que no he llegado a la última página. Me apresuro a traer a este café algunas de las muchas cosas que he subrayado.


"Lo único que salva a la gente es la capacidad de hacer a un lado sus talentos. Aminorar su aptitud para la imaginación, la atención y el pensamiento. Si no fuera así, la vida se haría imposible"

"Es horrible decirlo, pero se trata de la pura verdad: de no haber sido por las desgracias que padecía el pueblo, miles de intelectuales habrían sido los hombres más desdichados de la tierra. ¿Qué motivo habrían encontrado entonces para reunirse y protestar?"

"Moscú. Un día de lluvia, nieve y fango (...). Los asistentes a un funeral avanzan a través de la plaza Kudrinskaya, cuando, de pronto, desde la calle Nikitskaya, irrumpe en la plaza una bestia encaramada en una ruidosa motocicleta, con gorro y chaqueta de piel, y sin aminorar la marcha, amenaza blandiendo un enorme revólver, mientras salpica de fango a los deudos que cargan el ataúd:
- ¡Apartaos del camino! -gritaba.
Los deudos se hacen a un lado y, tropezando, echan a correr con el ataúd a cuestas (...). Una anciana en un rincón llora desconsolada (...). "Cálmese ya. ¡Cálmese, por Dios", le digo. Y le pregunto: "¿Era familia suya el difunto?". Y la anciana intenta coger aire, sofocar los sollozos, y finalmente me dice con un hilillo de voz:
- No... No le conozco... Pero le envidio...

"Hasta la gran Revolución francesa, el mundo no había conocido la decepción", escribió Herzen.

El mulá Kazi "era de mediana estatura, con el rostro picado de viruelas, barba rala, ojos claros y mirada penetrante. A su padre le dio muerte derramándole aceite hirviendo en la boca. Se dedicaba a comerciar con vodka, hasta que se declaró profeta y emprendió una guerra santa... ¡Cuántos bandidos y líderes no están hechos de esa misma pasta"

"Dostoievski escribió:
'Dadles a todos esos maestros plena capacidad para destruir la antigua sociedad y construirla desde cero, y será tal la oscuridad, el caos, crearán algo tan brutal, ciego e inhumano, que el edificio se derrumbará acompañado de las maldiciones de toda la humanidad antes de que pueda ser concluido'".

"No es por gusto que la gente lleva miles de años creyendo en el diablo."

"Una de las más antiguas creencias de los salvajes:
'El brillo de la estrella en la que se convierte nuestra alma después de la muerte contiene el brillo de los ojos de todas las personas que nos hemos comido'."
  

Los caminos del Señor...



Jean-Michel Kantor nos ha enviado este texto a Loren Graham, Serge Wolikow, Alain Minc y a su servidor. Inmediatamente se lo he reenviado a don José Luis López Bulla. Los caminos del Señor son inescrutables. Tanto es así que mañana publico en el diario ARA un artículo -que envié ayer- sobre Kantor y El nombre del infinito


En  faisant du raffut ( Metiendo  bulla ), le blog de   BULLA 
Diable a créé les nombres et la CUP a fait le reste.

C'est quelque chose de diabolique  que  ces mathématiques, s’exclama Antonio Baños (un militant anticapitaliste ) complètement surpris, en prenant connaissance du vote nul -1515/1515!- lors de l'Assemblée de la CUP (Parti catalan de gauche). C'est une idée étrange et nouvelle car jusqu'à présent ceux qui  associaient les mathématiques avec le surnaturel  (les pythagoriciens, Georg Cantor, entre autres ) la mettaient toujours en relation avec le divin, quoi qu'il arrive.

Ainsi nous pouvons attribuer à  Baños la première mise en  relation des mathématiques avec le diabolique. Mais si c’est l’influence du diable qui explique le résultat du vote à l’Assemblée de la CUP, cela va se vérifier très vite. Ainsi la décision finale que va adopter la CUP- celle de permettre l'investiture de Mas ou pas (1)   dépendra non pas des mathématiques terrestres  mais de celles  de l'au delà. 

De toute façon Baños  fait resurgir un débat ancien, à savoir: Qui a créé les nombres, Dieu, Lucifer, ou celui qu’on désigne habituellement sous le nom d’Homme?

Leopold Kronecker  proposa une réponse mixte , sans doute pour éviter de se tromper :
‘’Dieu a créé les nombres entiers, dit-il, l'homme a fait le reste.‘’

Bon, si nous poursuivons cette idée, nous pouvons convenir  que Dieu a  créé les nombres et la CUP a organisé le   b..l… 

Que Lucifer ait été derrière ou non, le seul que je vois comme créatif est Antonio Baños, qui est juge et partie dans cette histoire.

De plus  dans ce débat entre historiens -qui a créé les nombres?- j'ai été moi–même témoin d'un succès dans mes lointaines années d'étudiant : j'avais un professeur, Don Miguel Cañadas, prêtre séculier, qui nous avait dit que les nombres étaient l’œuvre de Dieu; un jour je me suis vu lui répondre que d’après le prêtre don Jose Rodriguez les nombres étaient le résultat d’une construction sociale. Ce à quoi Candas répondit: ‘’Don José Rodriguez, curé de Santa Fe, qu’est ce qu il en sait ?’’ Ce qui nous laissait avec deux options: doit-on croire un laïc ou un curé, lequel des deux en savait plus qu’Henri Poincaré? Nous en arrivâmes rapidement à la conclusion, pas totalement certaine: Candas ne voulait pas de problèmes avec le Cardinal, et le curé Rodriguez s’exprimait librement: la mathématique est une science positive et rationnelle. De plus, Dieu a suffisamment de problèmes  à redresser  le monde  pour ne pas en plus se préoccuper de ces détails –contrairement à ce que dit Kronecker– et avec tous les maux de tête  que donne au Diable la gestion de ses affaires qu’est ce quil irait faire dans  cette galère, jusqu’à anticiper  la formulation antipathique de Banos.

Vous vous demandez d’où viennent toutes ces élucubrations. C’est simple: il ya quelques jours le Professeur Gregorio LURI  a  fait de la publicité pour un beau livre   dans son blog 
Il s’agit de
El nombre del infinito, escrito por Loren Graham y Jean-Michel Kantor.
Graham est professeur émérite  d’histoire des sciences  et des techniques de Harvard et MIT, Kantor est un mathématicien reconnu de L’Institut mathématique de Jussieu.
Attention Ne pas confondre Kantor avec Georg Cantor l’inventeur de la théorie des ensembles qui nous a fait tant mal à la tête.
Je vous le dis : je vous recommande vivement la lecture de livre, publié par El Acantilado. 

Il y est question des  trifulcas entre le mysticisme religieux et la créativité mathématique des discussions entre les écoles française et russe,  des combats entre moines orthodoxes des monastères du Mont Athos, en Grèce au début du XX° siècle, contre la Marine du Tsar de toutes les Russies.  Et tout cela se termine dans un pugilat extrême. Au total de la bagarre qui te  maintient éveillé; Plus ou moins la même bagarre qui est arrivée autour d’Arthur Mas  ‘’en el forro del escroto. 

Comme hypothèse on peut dire qu’à travers ce livre on peut  aussi   mettre en relation   le mysticisme de la politique catalane  con lo que encarte. 

jueves, 14 de enero de 2016

El futuro pasado

- A ver... antes de que las neurociencias nos dijeran cómo se aprende, ¿cómo aprendía la gente?
- Pues me temo que o bien no aprendían nada relevante o bien que las neurociencias nos acabarán diciendo lo que ya sabía cualquier maestro eficiente.



Un fusilamiento preventivo

1933. El interrogador estalinista le advierte a Florenski, uno de los grandes matemáticos rusos del momento y sacerdote ortodoxo: "Nosotros no podemos comportarnos como el gobierno zarista y castigar a la gente por un delito ya cometido. Nosotros tenemos que anticiparnos".

Florenski fue fusilado en un gulag.

miércoles, 13 de enero de 2016

Does “Mein Kampf” Remain a Dangerous Book?

Es lo que se preguntan en The New Yorker


Los docentes y las tribus

Artículo aparecido hoy en El periódico de Cataluña.

¿Es la formación de los docentes nuestro principal problema educativo? La respuesta es un rotundo no. 

El hecho de que se focalice en los profesores nuestro desconcierto escolar, además de ser injusto, pone de manifiesto el carácter sui generis de la racionalidad pedagógica, siempre dispuesta a buscar en las nubes lo que tiene ante los ojos.

Miren ustedes: en España hay comunidades autónomas que están a la altura e incluso por encima de Finlandia. Curiosamente, estas comunidades comparten tanto las leyes educativas y sus vaivenes como los modelos de formación y contratación de docentes. Si valoramos nuestras leyes o la formación del profesorado por los resultados de Castilla y León, Navarra o la Rioja, hemos de concluir que estamos de enhorabuena: tenemos unas leyes magníficas y unos profesores excelentes. Ahora bien, si los resultados que tenemos en cuenta son los de Andalucía, Murcia, Canarias, Comunidad Valenciana o Extremadura, lo que hemos de concluir es lo contrario.

Nunca habíamos dispuesto de más datos educativos. Pero parece que no queremos ver lo que nos muestran o, al menos, que no queremos formularnos con claridad y valentía los interrogantes que nos sugieren: ¿Por qué los hijos de trabajadores de ocupaciones básicas en Navarra obtienen mejores resultados en matemáticas que los hijos de directivos en Extremadura o Murcia? ¿Por qué los hijos de padres con ocupaciones cualificadas en Navarra, La Rioja y Castilla y León obtienen mejores resultados en matemáticas que los hijos de padres con estas ocupaciones en Cataluña? 

¿Por qué en algunas comarcas catalanas obtienen el graduado escolar en junio el 80% de los alumnos y en otras no llegan al 60%? Hay una que no alcanza el 50%. ¿A qué se debe esta diferencia tan escandalosa? Yo no he encontrado a nadie que se plantee esta pregunta en serio.

Antes de lanzarnos a hacer propuestas deberíamos, por ejemplo, estudiar a fondo el caso de La Rioja, comunidad que tiene unos resultados excelentes con un altísimo nivel de emigración.

Si queremos mejorar nuestros resultados escolares, comencemos analizando por qué fracasan los que fracasan, ya que es altamente probable que si introducimos cambios generales y homogéneos en el sistema, los que ya lo hacen bien, sigan haciéndolo bien y los que lo hacen mal, sigan haciéndolo mal. Esta no debería ser una conclusión decepcionante, sino al contrario: ya que sabemos dónde están los problemas, ¡Vayamos a por ellos! Nuestro sistema educativo no necesita un tratamiento de choque, sino tratamientos específicos y, acaso, una audaz microcirugía. Lo que parece poco inteligente es querer importar recetas ajenas, especialmente si esas recetas, cuando se han aplicado, han demostrado ser contraproducentes.

Los debates pedagógicos sobre cómo potenciar lo que podemos llamar el IVA (Intervención de Valor Añadido) del docente (en realidad deberíamos hablar de “la docente”, vista la feminización de la profesión) no son nuevos. Tienen más de 30 años. La literatura es inmensa. Hay quienes sostienen que hay que seleccionar mejor a los docentes, quienes creen que hay que pagar más a los mejores y quienes prometen solucionarlo todo despidiendo fulminantemente a los peores, pero si tuviéramos una fórmula del éxito universal contrastada, no lo duden, ya la habríamos aplicado. 

Niños y/o abuelos

Veo una gran discriminación contra los abuelos en eso de llevar a los hijos al congreso a darles el pecho. ¿Es que ningún parlamentario tiene un padre o una madre dependiente necesitado de atención? ¿Con quién lo deja el desalmado/a?

Django Reinhardt


¡Una joya!



martes, 12 de enero de 2016

Vuelve "su" lucha

El Instituto de Historia Contemporanea de la universidad de Munich ha publicado una edicion "comentada" de Mein Kampf de Adolf Hitler. Se ponía a la venta el 3 de enero, pero antes de llegar a las librerías ya se había agotado. La segunda edición tiene prevista su saluda el 18 de enero.

Me entrevista Daniel Capó ... (segunda parte).

Para Nueva Revista

lunes, 11 de enero de 2016

Matando moscas con el rabo

Imaginemos que reúno en un conjunto -llamémosle C- todas y cada una de las cosas que tienen nombre. ¿No estoy inmediatamente dando nombre a lo que queda fuera de ese conjunto, puesto que lo innominado es no-C? Llevo un buen rato con esta paradoja. Pensé en ella por primera vez el domingo, mientras hacía un puré de calabacín (aceite, ajo, cebolla, calabacín, agua hirviendo y... una porción de quesito por calabacín, etc). Después me olvidé de ella pero hoy, acabando con los restos del puré, he visto el plato como el conjunto C. Y aquí me tienen, matando moscas con el rabo.

Me entrevista Daniel Capó...

para Nueva Revista

El hombre

"Se dice del hombre que es voltizo y mudable y que jamás está en un ser".

- Malón de Chaide

Si es que no se necesita ser posmoderno para darse cuenta de que el sujeto no está sujeto.

domingo, 10 de enero de 2016

Contra las cuellierguidas de ojos halconeros

Así dice Malón de Chaide que Dios le dijo a Isaías: "Porque se me han engreído las hijas de Sión y andan cuellierguidas, con los ojos halconeros deshollinando ventanas, y porque se van cantoneando por la calle, componiendo los pies, por esto Dios las hará calvas y las pelará el cabello".

Dicho está.

Prácticas de educación emocional 3

"No puedo medir ni detener mis pasiones, que no pasen del punto y tasa que yo quiero, como decir, quiero enojarme tanto y no más; quiero que la irascible llegue a este grado y no a estotro. Esto no está sujeto a mi querer y albedrío (...) nuestras pasiones nos llevan y mueven, y por eso se llaman propiamente pasiones."

- Malón de Chaide, La Conversión de la Magdalena

Una gran dedicatoria

Para un gran libro


 


sábado, 9 de enero de 2016

Cinismos

Artículo del diario ARA del 01/02/2016


Carles Capdevila escribía en estas páginas que "no hay elogio mayor que ser acusado de ingenuo por un cínico". No se refería a ninguno de los discípulos del griego Antístenes, el creador de la escuela cínica, sino a los que consideran de buen tono despreciar los valores morales porque ellos no creen necesitar ninguno. Pongamos el ejemplo de aquel parricida que había matado a sus padres y se dirigió al juez que estaba a punto de leerle la sentencia de esta manera: "Señor juez, no olvide que soy un pobre huérfano".

Un filósofo cínico nunca nos acusaría de ingenuos, porque la ingenuidad era su aspiración filosófica. Frente a la sofisticación de las convenciones culturales, defendía la espontaneidad del comportamiento y, especialmente, la expresión diáfana de los propios pensamientos. El cínico genuino se caracteriza por su culto fanático a la veracidad, sean cuales sean las consecuencias, que a menudo fueron graves. Más de uno acabó crucificado en la Roma imperial.

La cultura occidental nunca ha olvidado completamente su componente cínico, aunque el cinismo como movimiento no resurge con fuerza hasta que lo recuperan los jóvenes nihilistas rusos de mediados del siglo XIX. Se quisieron caracterizar, de manera muy consciente, por una sinceridad cruda y directa, radicalmente opuesta a cualquier forma de hipocresía y sentimentalismo. Dmitri Pisarev escribe en 1861: "Lo que se puede romper, debe ser roto; lo que aguante el golpe, perdurará; lo que se haga añicos, a la basura; en cualquier caso, golpea a diestro y siniestro, ni habrá perjuicio ni puede haberlo".

En nuestro tiempo creo que el filósofo que más atención ha dedicado, desde su cátedra, a la libertad de palabra de los cínicos ha sido Foucault. Creo intuir en sus últimos textos un ambiguo lamento por su falta de coraje para atreverse a hablar con absoluta soltura. Digo ambiguo por no decir hipócrita, porque la diferencia entre un catedrático y un cínico es que este último no tiene miedo a perder su reputación.

Yo no tengo nada claro que la verdad cruda sea un bien social.

James Morrow se imaginó en City of truth una ciudad en la que los ciudadanos dicen siempre la verdad. Y lo hacen de una manera tan coherente que en los ascensores hay esta advertencia: "El mantenimiento de este ascensor lo llevan a cabo personas que detestan su trabajo". Los paquetes de tabaco, este otro: "Se advierte que la cruzada general contra este producto podría distraerte de los miles de maneras en que tu gobierno se olvida de proteger tu salud". Los campamentos de verano de los niños se llaman "Aquí os quedáis, criaturas!" Los anuncios comerciales hablan de los defectos de los productos que anuncian, los políticos confiesan espontáneamente sus trapicheos y los amantes se declaran bajo la luz de la luna: "Te quiero, pero sólo hasta cierto punto". Sobre los peligros de una sociedad así, Byung-Chul Han ha escrito La sociedad de la transparencia. Me limitaré a recoger una cita: "El alma humana necesita esferas en las que pueda estar en sí misma sin la mirada del otro. Una iluminación total la quemaría ".

En mi opinión, hay que defender la educación que enseña a tomar distancias. Y aquí es donde quiero ir a parar, porque hoy se considera de buen tono pedagógico la incontinencia emocional, con el supuesto de que, si no las haces públicas, tus emociones se somatizan y derivan en enfermedades. Ante este cinismo emotivo y esta emotividad desinhibida, yo defiendo la virtud de la opacidad y la hipocresía de las buenas maneras. Una actriz, vestida de Dior, confesando que el capitalismo la hace llorar, ¿no es una forma de contaminación ambiental?

Harto de los acúfenos que me acompañan, acudí a una supuesta especialista de una importante clínica de Barcelona. La doctora empezó hablándome de emociones. Me dijo que cada emoción está relacionada con un órgano del cuerpo. Yo le aseguré que no tengo tanta versatilidad emocional. Me miró sorprendida. Le pregunté por qué estaba tan segura. Me contestó que esta relación ya era conocida por la medicina antigua. Creo, más bien, le dije, que son los acúfenos los que me provocan trastornos emocionales. Bueno, es lo mismo, me contestó ella. Después de una hora de conversación surrealista en la que, entre otras cosas, la doctora me aseguró que todos los hombres vemos en nuestras mujeres a nuestra madre, me dijo que el tratamiento ascendería a unos 3.600 euros, porque, según las sus palabras, el mío es un trastorno idiosincrásico, pero que conocía una financiera que me podría ayudar.

Su dominio eran las nubes

Artículo del diario ARA del 01/02/2016

La educación es básicamente un tropismo de la atención. Por eso la educación de la atención es más fundamental que el adiestramiento competencial, que al fin y al cabo es una domesticación tecnológica (puesto que concibe al hombre de manera instrumental). Educar la atención equivale básicamente a educar la mirada y la escucha atenta. Centrémonos hoy en la mirada. Saber mirar es saber encontrar en las cosas todo lo que hay, pero, como decía Balmes, no más de lo que hay.

Mi amiga B., que conoce mi interés por estas cuestiones, me ha regalado esta Navidad un libro que no olvidaré fácilmente, Le météorologue, de Olivier Rolin. Trata de la pasión y muerte de Alexei Feodosiévitx, uno de los primeros meteorólogos de la URSS, y comienza así: "Su dominio eran las nubes". Estaba convencido de que el socialismo también se edificaba el cielo. Fue detenido en enero de 1934, acusado absurdamente de sabotear el desarrollo de la agricultura socialista, por haberla privada de los medios de previsión de las sequías. Lo condenaron al gulag de las Islas Solovetsky, en el mar Blanco, y allí, cada vez que miraba al cielo abierto, sufría ataques de angustia. Políticamente no era ningún héroe. Era un hombre normal, aunque, como padre, lo que hizo me parece que bien merece el calificativo de heroico.

Tenía una hija, Eleonora -llamada así en honor de la hija de Marx-, a la que enviaba los dibujos de las plantas que encontraba en el gulag con la intención de enseñarle los rudimentos de la aritmética y de la geometría. Los lóbulos de las hojas representaban los números elementales, su forma la simetría y la disimetría, etc. El centenar de cartas que le escribió conforman un precioso esbozo de una didáctica de la mirada matemática. "Cada parterre -le dice en una ocasión- contiene algún elemento para la edificación del observador". Mientras su esposa, Bárbara, le hacía creer a la niña que su padre estaba haciendo un largo viaje de exploración, él encontraba tiempo cada día para desplegar ante la mirada de una niña la geometría implícita en cada planta, como si intentara preservar su fe en el orden del mundo. Hasta 1956, año de su rehabilitación post mortem, Bárbara esperó su regreso, pero había sido fusilado en 1937. Poco antes de morir, Eleonora confesó que la regla de su vida había sido siempre juzgarse a sí misma a través de los ojos de su padre.

viernes, 8 de enero de 2016

Y al séptimo, descansó.

Escribe Malón de Chaide en La conversión de la Magdalena -lectura muy adecuada para un viernes por la noche- que después de 6 días de trabajos cosmogónicos, creando el mundo, Dios estaba cansado y que para descansar añadió un día más a la cuenta de la creación y en él creó al hombre y así pudo descansar "de las obras que había hecho". 

Tras formar a hombre, dijo: "Ahora sí, estoy contento que he hecho casa para mí; ya tengo donde reposar; en el hombre estará mi descanso de aquí en adelante". 

Tiene el cristianismo estas cosas desmedidas y sublimes, exageradas casi hasta rozar la blasfemia. Pero justo en ese punto, al borde del absurdo, está el lugar poético de la meditación cristiana.

¿Por qué los resultados de Castilla y León en los Informes PISA son mejores que los de la media española?

Un post muy interesante en el también muy interesante blog "No al fracaso escolar"

Prácticas de educación emocional 2

"Mirá que en pocas moradas de este castillo dejan de combatir los demonios" - Santa Teresa, Moradas, II, 193.

Quien es suficientemente grande para estar habitado por demonios sabe lo que hay realmente en juego cuando hablamos de emociones. Con frecuencia me pregunto qué emocioncillas tendrán los que son capaces de educar sus alteraciones de ánimo.

Emoción: Alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática.

Por cierto, me interesa tanto este tema de la educación emocional que estoy leyendo, con una profunda admiración y sorpresa, La conversión de la Magdalena (1588) de mi compatriota Malón de Chaide.

Why are feminists refusing to discuss the Cologne sex attacks?

Lara Prendergast

Cyril Bennasar

jueves, 7 de enero de 2016

Sorpresas que uno se encuentra por la calle


Ocupaciones de los padres y PISA 2012

Es interesante constatar que los hijos de profesionales en Navarra obtienen mejores resultados que los hijos de profesionales en otros lugares, por ejemplo en Cataluña (que es donde vivo) y que los hijos de trabajadores de ocupaciones básicas en Navarra obtienen mejores resultados que los hijos de directivos en Extremadura o Murcia. Debe haber alguna explicación convincente para esto.


Este gráfico parece que indica que lo realmente importante no es la ocupación de los padres, sino de la madre, pero normalmente la gente se casa con personas de su mismo grupo social y, por lo tanto, es de esperar que las titulaciones de las madres se correspondan con las de los padres. Pero en Andalucía la relación parece romperse.

De los dos gráficos primeros parece deducirse que lo único importante en el resultado de los alumnos es el nivel de los padres, pero aquí nos encontramos con datos que nos obligan a matizar mucho. El caso de Navarra merece ser pensado en serio. Pero quizás la respuesta pueda encontrarse en el siguiente gráfico.

Parece ser que lo más determinante en los resultados globales es el rendimiento de los niños de familias en ocupaciones básicas. Pero no es lo único determinante. 

Todas las comunidades autónomas tienen y han tenido las mismas leyes educativas. A algunas les ha ido muy bien con ellas y a otras muy mal. Esto pudiera querer indicar que nos tenemos que tomar las leyes con una cierta ironía. Lo que influye es otra cosa. ¿El qué? Yo llevo intuyendo desde hace bastante tiempo que en lo que debemos fijarnos es en los valores asociados al esfuerzo. El año pasado recibí la invitación del partido político que gobierna La Rioja para hablar de valores. Lo que les vine a decir es que se olvidaran de los valores y tomaran clara conciencia de la importancia de los valores que ya tienen, es decir, de sus valores. Tanto en La Rioja como en Navarra y en partes de Aragón, el peor insulto que puedes dirigir a alguien es el de falso. Algo falso, ya lo sabemos, es algo que no es genuino. Pero en estos lugares el hombre falso es el flojo, el haragán. Me gustaría saber cuál es la distribución de resultados en función de la consideración social del haragán.

miércoles, 6 de enero de 2016

Cuando la incontinencia emocional se convierte en argumento político



Me temo que este discurso, que tanto está haciendo por Obama, y tan poco por el control de armas en los Estados Unidos, tendrá un éxito fenomenal y más de uno al verlo se sentirá empapado hasta la médula por la empatía derramada tan generosamente ante el mundo por el hombre más poderoso del planeta. Pero a mi esto me parece un claro ejemplo de lo peor de la política, porque muestra el inmenso poder democrático de la emoción, o, mejor dicho, de la sustitución del argumento por la emoción, es decir, de la falacia. Este es el triunfo de la sofística hecho posible por algo que ya vio con toda claridad Montesquieu: para la emoción, todo el mundo vale.

Sobre política y lágrimas, un vídeo instructivo AQUÍ

domingo, 3 de enero de 2016

En una democracia parlamentaria normal...

En la dinámica parlamentaria normal -y los catalanes llevan tiempo diciendo que quieren un país normal- cuando un candidato no logra el consenso suficiente para formar gobierno, se retira y le deja el terreno libre a otro. 

En una democracia parlamentaria normal el derrotado es el que no sabe, no puede o no quiere generar suficientes consensos en torno a su figura, no el que se niega a darle su apoyo. 

En una democracia corriente, hoy el derrotado sería Mas.

La innovación pedagógica

Ya en 1899 se imaginaban una escuela sin libros de texto y, de hecho, sin ningún tipo de libros.


Sin embargo hoy le he oído decir a Robert Redford en Un paseo por el bosque que los libros son la tele de los inteligentes.

sábado, 2 de enero de 2016

La dialéctica histórica


Parlamentarismo

"El Congreso es muy extraño. Un hombre se levanta para hablar y no dice nada. Nadie lo escucha y, sin embargo, todos están en desacuerdo con él."
- El actor ruso Boris Marshalov, después de visitar la Cámara de Representantes de los Estados Unidos

Museos de arte contemporáneo

Una de las características más singulares de nuestro tiempo es nuestro afán por erigir museos a la vanguardia que, en cierta manera, son mu...