sábado, 30 de agosto de 2014

Impugnando la proyectante sujeción a lo abierto

Heidegger, Sobre el evento, parágrafo 246, titulado “El abrigo de la verdad en lo verdadero”:

Abrigo es en el fondo la guarda del evento a través de la impugnación de la contienda.

Guarda del ocultarse (del vacilante rehusarse) no es un mero conservar de algo, sino impugnar la proyectante sujeción a lo abierto, la contienda, en cuya subsistencia es disputada la pertenencia al evento.

Así la verdad se esencia como lo verdadero respectivamente abrigado. Pero esto verdadero es sólo lo que es como lo no-verdadero, no siendo e infundamentado a la vez.

Hacer accesible el abrigo de la verdad desde sus modos próximos del procurar correspondiendo ser y tiempo.

Yo, pobre de mí, nunca supe si este libro de Heidegger había que leerlo como un ejercicio de escritura automática o como un ejercicio serio de filosofía. En todo caso, es uno de los libros ante los que he naufragado de manera más esplendorosa. Es decir, completamente. No entendí nada del primero al último párrafo y, sin embargo, me lo leí entero. Desde entonces, dormía plácidamente en una estantería de mi biblioteca, como un arpa con las cuerdas rotas, hasta que gracias a Rüdiger Safranski he recuperado mi autoestima.

Cuenta Safranski (Un maestro de Alemania) que en una ocasión Carl Friedrich von Weizsäcker le contó a Heidegger esta historia: Un hombre se pasaba los días en la barra de un bar murmurando una sola frase: "¡Sí, mujer mía!". Los otros clientes habituales, sorprendidos por esta fijación, acabaron preguntándole a qué se debía su comportamiento. El interrogado respondió: "Es que habla y habla y habla y habla...". Insatisfechos con esta respuesta, le volvieron a preguntar: "¿Pero qué habla?". El hombre, resignadamente, les contestó: "Ella no lo dice".

Heidegger, al oír esta historia, contestó: "Así es". Y yo casi salto de alegría al leerlo.



Ironías de la realidad

De aquí

Colgado de la columna de Quintano el Estilita

Aquí

El proceso de investigación sigue, lentamente, pero sigue, y ahora más lentamente que nunca porque la precisión en el trato es decisiva: estoy bordeando un agujero negro. Todo les será contado en su debido momento. 

viernes, 29 de agosto de 2014

Más sobre Benda

I
"Un joven doctor me informaba no hace mucho de que, en cierta ilustre Sociedad de Filosofía, toda discusión se ha vuelto imposible, ya que, según me contaba, todo el mundo se lleva bien con todo el mundo".

II
"Hay una cosa que la mujer no perdona, y es que uno viva su vida al margen de ella, lo cual es perfectamente posible en el matrimonio".

III
"Es pretensión de extasiarse ante las cosas mismas, al margen de cualquier concepción teórica que pueda aplicárseles, me parece la actitud exacta del siglo, esencialmente ávido de sensaciones y proscriptor de ideas"

IV
"Un rey del espíritu [Montesquieu] lo ha dicho: 'Para la pasión, todo el mundo sirve'".

V
"Pienso a menudo en este joven capitán de La debacle que, en su cama de agonizante, murmura a las enfermeras: 'Señoras, me gustaría morir con las manos limpias'".

Vita Brevis

Julien Benda: “No puedo dejar de admirar lo bien hecha que está la vida humana, gracias a su brevedad: un hombre de setenta años puede acordarse de lo que leyó a los quince -¡está yan cerca!- y sacar provecho de ello. ¡La de bienes perdidos si viviéramos tres siglos!”

jueves, 28 de agosto de 2014

¿Quién quiere ser un aprendiz de tendero?

Decía Kierkegaard, que ha sido uno de los pocos filósofos que sabían reírse, que en el teatro moderno el malo está siempre representado por los personajes más brillantes, mientras que el bueno, el que actúa correctamente, está representado por un aprendiz de tendero. Los espectadores actuales encuentran esto tan normal, que lo que aprenden de la obra es la confirmación de lo que ya saben: que no pueden contentarse con ser aprendices de tendero.

La foto de una mujer idéntica a Hugo Chávez desata revuelo en Twitter

Hay cosas que sólo pasan en la realidad.

Nuestras familias

"Mi familia tenía el defecto de todas las familias burguesas: la debilidad ante la resolución del niño". Julien Benda, Memorias de un intelectual.

miércoles, 27 de agosto de 2014

El entierro de Sartre


Un acto de masas indiscutible, sin parangón con el entierro de ningún otro filósofo. Leyendo artículos de la época es perceptible la sensación de que con Sartre acaba una época. En algunos artículos se decía que la gente joven que asistió al entierro no había leído sus obras. No lo sé. Lo importante es el fenómeno de la figura pública del filósofo, que nació con Sartre y, sin duda, murió con él. Ni Foucault, ni Derrida conocieron nada semejante. Todo esto quiere decir algo, pero no estoy seguro de saber interpretarlo bien.

martes, 26 de agosto de 2014

Somos gente que ha llegado tarde



Selfie con camiseta de Rémi Brague. El diseño es de Claudio, que ha montado algo así como el Club de Fans del tío Rémi, inaugurado el 20 de agosto en la playa de Ocata, bajo la presencia notarial de Juan Pedro Quiñonero. Si alguien está interesado en adquirir una prenda tan elegante y me atrevería a añadir que tan de entretiempo como ésta, pues que lo diga aquí y esperemos que Claudio se manifieste y nos ponga al tanto de las condiciones. El texto es el del título de este post: "Somos gente que ha llegado tarde".

Quiño, bajo la noche oscura, meditando sobre el diseño de Claudio. A su vera, su musa. Más allá, el mar, que es el morir.

Howse sobre Strauss


Honest Writing Is Funny Writing

Aquí

Santa Teresa

¡Menudo personaje es Santa Teresa de Ávila!

Llevo un par de días en su compañía y os aseguro que pocas puede haber más gratas. Me gusta su complejidad, que es la de una mística nada beata. Cuando tiene que enfadarse, se enfada; cuando tiene que hacer diplomacia, la hace; cuando tiene que fregar suelos, friega... y cuando tiene que reír, ríe. Una vez, en Ávila, recibió unos hábitos cuyas telas parecían cobijar a molestos inquilinos, Teresa compuso una oración para rezarla con sus monjas que comenzaba así:
Pues nos dais vestido nuevo,
Rey celestial,
librad de la mala gente
este sayal.

Cuando Jesús, Su majestad, como ella lo llama, acude a su encuentro, lo trata según su estado de ánimo. Es bien conocida aquella anécdota que cuenta que habiéndose herido la pierna cruzando un río -camino de una de sus fundaciones- se quejó a Jesús diciéndole:
- Señor, después de tantos problemas, ¿hacía falta también éste? 
Jesús, que es muy Suyo, le contestó:
- Teresa, yo así trato a mis amigos.
Ella, sacando su pronto, tan afilado, le replicó:
- ¡Ah, Dios mío! Ahora entiendo por qué tienes tan pocos.

No hay otro místico en el mundo que trate al cielo de manera más mundana que Santa Teresa. Y, en justa correspondencia, el cielo prescinde de formalismos en su trato con ella:  "Te he oído, hija, déjame en paz", le respondió una vez Su Majestad, a quien, por lo visto, la Santa se le había convertido en un moscardón orante.

Hay en la Calle Ganduxer de Barcelona un colegio en el que Gaudí intentó representar, ni más ni menos, Las moradas. No es muy conocido por los turistas, pero nadie que se estime a esta Santa tan castellana debería perderse esta versión catalana de su mundo interior.

lunes, 25 de agosto de 2014

Agustiniana II

"Debemos nuestra paz a los juramentos prestados por los bárbaros"

Agustiniana

"Porque nadie es conocido por otro mejor que por sí mismo y, sin embargo, nadie se conoce tan bien a sí mismo que pueda estar seguro de su conducta de mañana".

sábado, 23 de agosto de 2014

Filósofos

Los filósofos, decía Musil, son seres tan violentos que, para compensar su frustración por no tener un ejército a su disposición, dedican todas sus energías  a encerrar al mundo en un sistema.

Poetas y profetas

Todo poeta es el ayudante de cámara de una ideología. Por eso puede susurrarnos cómo son sus dobladillos. Pero los poetas no crean ideologías. Les falta imaginación para eso. Crear una ideología es una labor titánica que sólo está en manos de profetas. Así pues, podríamos decir que el poeta es el ayudante de cámara de un profeta. O, si se prefiere, que los poetas auténticos son los profetas.

viernes, 22 de agosto de 2014

La soledad

La soledad es buena, pero a veces, cuando estás solo, conviene recordarlo.

The Whale That Inspired Moby Dick Swims Again

Resulta que antes de que la ficción hiciera real a Moby Dick, la realidad hizo ficción a Mocha Dick ("not a coffee-chocolate phallus but “a real-life whale … who fought off whalers for decades before being killed by harpoon”).

¡Ave, Bustos!

Ya circula por ahí un diálogo terrible en que un hombre con flores en la mano le confiesa a la chica con la que ha empezado a salir:
–Creo que me estoy enamorando de ti...
Y ella le responde:
–¡CLARO, PORQUE SOY UNA MUJER, ¿NO?!


El Roto

Todo el mundo parece venerar al Roto. En cuanto sale su nombre, la gente saca el reclinatorio. Es automático. Así que durante mucho tiempo me he guardado mis reticencias para mi, que tengo mis reclinatorios orientados a otros dioses. 

Pero, miren ustedes, esa manera  sacerdotal con la que el Roto convierte lo complejo en parodia, me parecería bien si él nos la presentara como parodia, pero no; que él no quiere hacer humor, sino metafísica, como Chirico. ¡Qué quieren que les diga! Encuentro más divertida la metafísica genuina. 

Los metafísicos eran gente que, como se tomaba en serio el problema de los universales, sometía sus convicciones a discusión con tanta vehemencia que Buridán (el del famoso burro), compitiendo un día con Pierre Roger de Beaufort por uno de los grandes universales de la humanidad, el amor de la mujer de un zapatero alemán, le metió tal zapatazo en la cabeza a su contrincante que le partió el cráneo. Lo más curioso del caso es que la lesión potenció de manera prodigiosa la memoria del agredido, que acabó como papa con el nombre de Clemente VI. 

Buridán, a quien los universales lo tenían en un sinvivir,  acabó ahogado en el Sena. Lo tiraron metido en un saco al pillarlo tratando de lo inmanente y de lo trascendente con Margarita de Borgoña, la mujer de Luis X. Existen otras versiones sobre su muerte, pero yo estaba hablando del humor de la metafísica. 

A diferencia de Buridán, El Roto, no tiene burro y por eso nos dibuja dogmas de obligada creencia para los que quieren estar en el lado correcto de la Fuerza. Y aquí, sí, lo reconozco, no deja de haber un punto de ironía, ya que la bandera del lado correcto de la fuerza es la del pensamiento crítico.

miércoles, 20 de agosto de 2014

La madre del cordero

Orwell, reseñando el Mein Kampf, le da la razón a Hitler en algo elemental, tan elemental que tendemos a olvidarlo. Pero lo cierto es que Hitler creció en algo que no era el hitlerismo:

"The fact is that there is something deeply appealing about him. […] Hitler … knows that human beings don’t only want comfort, safety, short working-hours, hygiene, birth-control and, in general, common sense; they also, at least intermittently, want struggle and self-sacrifice, not to mention drums, flags and loyalty-parades. However they may be as economic theories, Fascism and Nazism are psychologically far sounder than any hedonistic conception of life."


martes, 19 de agosto de 2014

Hume sobre Rousseau

“¡Rousseau, Rousseau!”, exclama Hume, “¡Qué de cosas podría decir yo de este hombre! ¡Es tan fatuo que prefiere sentirse perseguido que ignorado! ¡Pero no me tiréis de la lengua, que después Voltaire me estira a mí de las orejas y quizás tenga razón al regañarme por haber sido demasiado severo con él! Añadiré sólo una cosa: fue capaz de aparecer en público vestido de armenio para que no lo reconocieran, cuando si de verdad quería ser invisible no tenía más que haber ido de Rousseau”

Una cosa más sobre Camus y Sartre

¿Podríamos decir que sus diferencias -tras la guerra- se explican por el estado de sus manos? 

Camus no quiere manchárselas y para mantenérselas impolutas busca causas perfectas para comprometerse inmaculadamente con ellas. Sartre tiene necesidad de manchárselas y por eso mismo se compromete con causas que sabe muy bien que son imperfectas.

Sartre a Camus: “Tal vez la República de las Almas Hermosas debería haberte nombrado su Fiscal General”


Camus a Sartre: “Sólo hay una cosa que queda por probar: el camino sencillo y modesto de la honestidad sin ilusión, de una sabia lealtad, de tenacidad, que solamente refuerce la dignidad humana”. 

lunes, 18 de agosto de 2014

Del crimen de Sócrates

Una pluma de gallo nos sentencia

Todo varón sabe que el gallo, ese animal tan indiscreto que estira el cuello por las amanecidas, es esencialmente analógico, y por eso mismo yo sospecho que cuando Sócrates le dice a su íntimo Critón que le sacrifique un gallo a Asclepio, está resaltando algo que estaba muy claro para todos los presentes. Leyendo con atención lo que cuenta Platón de los últimos momentos de Sócrates, no puede descartarse que el sabio muriese  itifálico perdido, como correspondía a un divino sileno.

Le Pape met les Nord-Coréens en garde contre la société de consommation

On ignore pour le moment combien de Nord-Coréens ont pu entendre cette mise en garde, et combien en sont morts de rire.

domingo, 17 de agosto de 2014

Unas páginas de von Balthasar

Hans Urs von Balthasar observa: En el presente, la dimensión de la gloria se ha perdido en la de la belleza; la de la sorpresa, en la de la mera admiración. En resumen, digo yo, hemos ido del predominio de la teoría al de la técnica.

Cuando se lee a un teólogo es interesante pensar lo que dice como si fuera un filósofo de la naturaleza y allá donde habla de Dios añadir un "sive natura". El resultado, si el teólogo es bueno, es siempre interesante. Una muestra de von Balthasar: "¿Qué relación hay entre lo divino y la libertad humana? ¿Podemos suponer que Dios aceptó alguna limitación en su libertad cuando Él creó al hombre, gracias al cual este mundo puede dirigirse hacia su perfección o hacia su destrucción?" 

Para terminar una imagen que dice mucho de la singularidad extraña del cristianismo. Balthasar adapta la imagen clásica del “teatro del mundo” transformándola en un Teo-drama. En él, Dios (el Dios cristiano) ya no juega simplemente el papel de juez trascendente de la obra, sino que asume tres funciones: las de autor, director y autor. Para que el Teo-drama sea posible, Dios o un Dios, o alguien representante de Dios, debe actuar en la obra como un personaje distinto del resto.

sábado, 16 de agosto de 2014

La utilidad de la filosofía

Carta de Diderot a Voltaire el 19 de febrero de 1758: “¿Ser útil a los hombres? ¿Estamos seguros de hacer algo más que divertirlos o de que exista una gran diferencia entre un filósofo y un flautista? Los hombres escuchan al uno y al otro con placer o desdén, y continúan siendo lo que son. Los atenienses nunca fueron peores que en tiempo de Sócrates y posiblemente sólo deben a su existencia un crimen más.”

Richard Dawkins and the cost of rationality

La racionalidad está por las nubes.

Otra pregunta más

¿Y por qué un filósofo tiene que ser bueno?

viernes, 15 de agosto de 2014

Sartre y Camus, de nuevo

¿Por qué cuando criticas a Sartre, tanta gente -incluyendo a algunos que no lo han leído- está predispuesta a condenarlo?

¿Por qué cuando criticas a Camus, tanta gente -incluyendo a algunos que no lo han leído- necesita salir en su defensa?

Criminales y filósofos

Robert Musil, El hombre sin atributos “Sólo los criminales se atreven hoy día a hacer daño a los demás hombres sin filosofar.” 

La frontera africana

Aquí parece que el único preocupado con la inmigración ilegal procedente de África es Rajoy. Lo políticamente correcto es decir que ninguna persona es ilegal.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Sartre and Borges on Welles

Sartre and Borges on Welles

Podemos intentar justificar a Borges diciendo, como dijo Welles, que estaba medio ciego. ¿Pero a alguien se le ocurre alguna manera de justificar la ceguera absoluta de Sartre?

martes, 12 de agosto de 2014

Sobre la felicidad

Los griegos llamaban a la felicidad "eudaimonía", algo así como "estar acompañado por un duende bueno". Es un duende caprichoso, el eudaimon. Va y viene a su antojo. A veces se queda a pasar un rato con nosotros, en ocasiones incluso se instala una temporada a nuestro lado, pero no le gusta tener domicilio fijo. Lo que sí podemos decir es que a algunos apenas los visita. Y no sabemos por qué.

La novela moderna

"La novela moderna -escribe Claudio Magris pensando en los grandes: Robert Musil, Robert Walser, Isaac Bashevis Singer...- es frecuentemente la historia de un individuo a la búsqueda de un sentido que no existe, es la odisea de una decepción".

Roots of the World: The Program of St. John’s College

AQUÍ

Hopper in the sun



lunes, 11 de agosto de 2014

Esto es lo que me pasa a mí

"Decía Antífanes, bromeando, que en cierta ciudad las palabras se helaban por el frío inmediatamente después de ser dichas y, después, desheladas, la gente oía en verano las cosas de las que habían hablado en invierno. Asimismo añadía que muchos se dan cuenta con trabajo, mucho tiempo después, cuando ya son ancianos, de lo que significaban las palabras que les decía Platón cuando aún eran jóvenes."
Plutarco, Cómo percibir los propios progresos en la virtud 79a

El amor del elefante

"Los amores de muchos animales son salvajes y enloquecidos, pero los de muchos otros tienen un refinamiento casi humano y un trato sexual no desprovisto de gracia. Tal era el elefante de Alejandría que rivalizaba con Aristófanes el gramático, pues ambos estaban enamorados de la misma vendedora de flores; y el elefante no se quedaba atrás a la hora de hacer manifiesto su amor, pues cada vez que pasaba por el mercado le traía frutas, se quedaba largo rato junto a ella y metiéndole la trompa por dentro de las ropas a modo de mano, le acariciaba suavemente la flor de sus pechos" 

Plutarco, Sobre la inteligencia de los animales 972d

Guerras de otro tiempo

"Cuando los mitilenios dominaban el mar, impusieron este castigo a los aliados que hacían defección: que sus hijos no aprendieran las letras y no les enseñaran música, pensando que el más duro de los castigos era vivir privado de las artes y del conocimiento.

Eliano, Historias curiosas 7.15

viernes, 8 de agosto de 2014

¿Conviene recuperar el ostracismo?

Entre las aportaciones de los antiguos atenienses a la teoría y práctica de la democracia, una de las más notables es el ostracismo. Básicamente consistía en expulsar de la ciudad de Atenas durante un tiempo a cualquier político que descollara demasiado. La votación tenía lugar en la asamblea soberana. Cada ciudadano debía escribir el nombre del candidato al ostracismo en un trozo de cerámica. Pues bien, cuando estaban votando si condenaban al ostracismo a Arístides, conocido como "el Justo",  un ateniense se le acercó al mismo Arístides con un trozo de vasija en la mano y le pidió que escribiera el nombre de Arístides, porque él no sabía escribir. "¿Lo conoces personalmente?", le preguntó éste. El hombre reconoció que no, pero resaltó que estaba harto de oír hablar de "el Justo". Aristídes calló, escribió su nombre en el cascote, y se lo entregó.

La historia la cuenta Plutarco en sus Máximas de reyes y generales.

Pensándolo bien... los norteamericanos tienen una forma más refinada de ostracismo: les prohiben a sus políticos gobernar más de ocho años.

jueves, 7 de agosto de 2014

La cortesía, según Schopenhauer

La cortesía, es el gesto de ignorar la miserable constitución intelectual y moral del otro y no tenerla en cuenta. 

miércoles, 6 de agosto de 2014

Schopenhauer

Se lo ha tratado de misógino y de misántropo, pero en realidad era algo peor. A él le sería aplicable aquel insulto que inventaron los demócratas de Atenas para perseguir a todo aquel que les caía gordo: "misodemos". Él no veía en las personas -en usted y en mi, amigo lector- más que productos de serie. Por eso mismo, al salir de casa, junto con el sombrero en la cabeza y el bastón en la mano, se colocaba en la memoria una sentencia que sabía que sería incapaz de cumplir: "¡Sé tolerante; es un maldito deber!”.

Estoy hablando de Arthur Schopenhauer, claro. Comenzó a ser filósofo cuando, en vez de salir a luchar contra Napoleón, como hacían los jóvenes alemanes de su generación, se encerró a combatir a brazo partido contra el principio de razón suficiente. Acabó escribiendo un libro que le llevó ilusionado a su madre (cuando aún se hablaba con ella). Tenía un título digno de su autor: Sobre la cuádruple raíz del principio de razón suficiente. Al cogerlo en sus manos, su madre, una escritora famosa, amiga de Goethe, le dijo: “debe tratarse de algo para boticarios”. Arthur le respondió: "Será leído todavía cuando no quede en el trastero ni uno solo de tus escritos".

“Nada hay que delate menos conocimiento de los asuntos humanos -escribió- que argüir como prueba del mérito y la valía de un ser humano el que tenga muchos amigos: ¡Como si los hombres entregasen la amistad en función del mérito y la valía! ¡Como si no se comportasen igual que los perros, que aman al que los acaricia y les da mendrugos y ya no se preocupan de nada más! Tendrá amigos el que mejor sepa acariciar, aunque se trate de la fiera más abominable.” Él no tenía amigos y la explicación que se daba a sí mismo era para él una razón suficiente: “No tengo amigos porque ninguno es digno de mi”

En cierta ocasión fue a visitar el invernadero de Dresde, y aquel hombre que veía en los humanos seres fabricados en serie y que cuando se enfadaba con su perro, Atman, le gritaba "¡Humano, más que humano!", se quedó paralizado ante la belleza de las plantas. Su reacción no le pasó desapercibida al vigilante del jardín, que se le acercó y le preguntó quién era. "¿Quién soy yo? -le contestó Schopenhauer- ¡Ah, si usted me pudiese decir quién soy, yo le estaría muy agradecido!”.

Prejuicios

Entre los prejuicios que me acompañan, uno de los más recurrentes es el que me empuja a  asociar la imagen de la Secretaria de Estado de Educación, Monserrat Gomendio, a su especialidad, la primatología. ¡Qué quieren que les diga! ¡Ya sé que es un prejuicio, pero me da que pensar!

martes, 5 de agosto de 2014

El insólito fin de Clement Vallandigham

Clement Vallandigham accidentally shot himself demonstrating how one might accidentally shoot oneself. The Ohio lawyer was representing a defendant accused of killing a man in a barroom brawl. Vallandigham wanted to show that the victim might have shot himself while trying to draw his pistol from a kneeling position.

“I’ll show you how Tom Myers shot himself,” he said to his fellow defense attorneys in discussing the case. He put a gun into his pocket and began to draw it. “There, that’s the way Myers held it,” he said, “only he was getting up, not standing erect.” And he touched the trigger.

“A sudden flash — the half suppressed sound of a shot — and Clement L. Vallandigham, with an expression of agony, exclaimed: ‘My God, I’ve shot myself!’ and reeled toward the wall a wounded and dying man — wounded and dying by his own hands.”

He died of the peritonitis, but he’d proved his point — the defendant was acquitted.

¿Cómo sé si soy sabio?

Todo depende de si tengo o no la fuerza suficiente para renunciar.

lunes, 4 de agosto de 2014

El tritono del agua



"Era mucho pedir -escribió Thomas Mann- que se tuviera que llamar música al tritono mi bemol mayor del preludio del Oro del Rin. Porque música no era: era un pensamiento acústico". Mann, gran lector de Nietzsche, sabe que éste alaba repetidas veces este preludio, que representaría el manar de la primera agua del mundo. "¡Así viven las olas -escribe-, así vivimos nosotros, los que ejercemos el querer".

Wagner cuenta de esta manera en sus Anales el surgimiento del surgimiento del Oro del Rin: "Despierto con la idea de la introducción orquestal al Oro del Rhin (tritono en Mi bemol mayor): Me abstraigo en el murmullo del agua. Regreso inmediatamente con la resolución de ponerme inmediatamente al trabajo”. Era la Spezia, el 5 de septiembre de 1853.

De Leo Strauss

Leo Strauss y la política como (in)acción

El gran Jorge San Miguel (con quien coincidí en Siracusa) en Jot Down

Madrugada moral

Según Kant, la prueba de que somos libres es que conocemos nuestro deber. Yo, honestamente, no sé si conocemos exactamente nuestro deber en cada situación, pero sé que el hecho de que pueda prohibirme hacer algo demuestra que tengo alguna autoridad sobre mi propia vida.

domingo, 3 de agosto de 2014

El sexe té raons

... Sense adonar-se’n, estava refutant Schopenhauer, que havia afirmat que, en les coses de l’amor, dues ànimes no es troben si els seus genitals no es busquen...

A l'ARA

sábado, 2 de agosto de 2014

Instrucciones elementales para ser dos

Cuenta Séneca, en De la Ira que Celio, un abogado muy vehemente, cenaba un día con un cliente al que tenía intimidado por la pasión que ponía en todo lo que decía. El cliente optó por llevarle la corriente y hacer de comparsa. Pero Celio no soportó tanto acuerdo y le gritó: “Di algo en contra ya, para que seamos dos.”

La vida política

"Esa vida no es muy diferente que una escuela de gladiadores donde hay que vivir con los mismos que hay que luchar"
Séneca, De la ira

El pujolazo

Parece claro que los efectos del pujolazo van a ser serios, como una cornada de esas traicioneras, que comienzan a manifestar el mal que llevan cuando ya se han pasado los efectos del pinchazo. A mi lo que más perplejo me está dejando es la insistencia del catalanismo en dejar claro que Pujol no es Cataluña. Mi pregunta es: ¿Por qué hay que dejar claro eso? ¿Es que no es obvio?

Trying to rape a quail

In 1910, unable to get his one-act play “The First Poet” published, George Sterling prevailed on his friend Jack London to publish it under his own name. London resisted, pointing out that Sterling had already shown the play to Herbert Heron and Mike Williams, who would recognize it. He wrote:

“Your showing ‘The First Poet’ to Heron and Williams, and then coming on and asking me to father it, is equivalent to exposing your penis to a couple of 90¢ alarm clocks, and then trying to rape a quail. I’m the quail. And if I let you rape me, both alarm clocks would immediately go off and tell the news to the world.”

Eventually he relented, and “The First Poet” appeared in the Century Magazine in June 1911 under London’s name. The fact of Sterling’s authorship came to light only later.

En Futility Closet

viernes, 1 de agosto de 2014

Hoy es San Herman Melville

Chistecillo filosófico

René Descartes is sitting in a bar. The bartender asks him if he’d like another drink. He says, “I think not” — and vanishes.

H.G. Wells, el clarividente

Cuando Wells se reunió con Lenin, en 1920, vio a "un buen ejemplo de hombre científico", un tipo "muy refrescante". Llegó a la concusión, sin duda pasmosa por su sagacidad y su finura intelectual, de que si el Estado Soviético mataba a grandes cantidades de personas, "en general mataba por una razón y con un fin". Tras despedirse de Wells, Lenin comentó a sus allegados: "¡Puaf! ¡Qué burgués insignificante! ¡Es un ignorante!".

En 1934 se entrevistó con Stalin. Aunque antes de la visita sospechaba que el soviético podía ser  una figura siniestra, salió tan contento de la entrevista. "Nunca he conocido a un hombre más abierto, justo y honesto", dijo. Gracias a esas cualidades Stalin había ascendido en el país. Nadie le tenia miedo y todo el mundo confiaba en él.
Basado en La comisión para la inmortalización, de John Gray

Segunda edición

Acaba de salir la segunda edición: