martes, 31 de mayo de 2011

Meditación del día II

Manuel Castells en la Plaza de Cataluña: "El derecho a la estupidez es un derecho humano fundamental y hay que respetarlo". Yo, sin embargo, ando defendiendo el deber moral de ser inteligente.

sábado, 28 de mayo de 2011

Democracia real

Soy incapaz de entender lo que tienen en mente los indignados cuando reclaman "Democracia real ya", puesto que la única democracia real es la realmente existente. Podría entender -e incluso me apuntaría gustosamente a ello- una reclamación de mejora de la democracia, porque la democracia, como Churchill decía frecuentemente, es un sistema pésimo... que sólo se sustenta gracias al hecho de que las alternativas son mucho peores. Pero por razones estrictamente democráticas la mejor democracia no es la que les parece a unos más pura, sino la que más consensos genera (esta es la democracia genuina). De hecho la democracia es el sistema político que ha sustituido al gobernante sabio (o a la sabiduría del gobierno de los mejores) por el consenso posible en cada momento en torno a los gobernantes... que, efectivamente, con frecuencia no tardamos en descubrir que son mediocres.

El Camino de la Paz

Ayer asistí a la oración de las 14h en la mezquita paquistaní de la calle Erasme de Janer, en el Raval, invitado por la Asociación Cultural Camino de la Paz. Para mi sorpresa tienen que hacer tres turnos de oración, porque los fieles no caben en uno. La mezquita ocupa la planta baja de un edificio y tiene cabida para unas trescientas personas. Dos días antes había estado por la tarde, viendo como unos ciento cincuenta niños reciben clases de urdú. Poca gente sabe que la emigración paquistaní en Cataluña está registrada en 1971. Los que se establecieron en aquel momento en la ciudad eran parientes de otros paquistaníes que habían venido previamente a España a trabajar en las minas de Teruel, León y Linares, que padecían frecuentes accidentes. Pero como me dijo una de las personas que me había invitado, "los musulmanes sabemos que la muerte no nos llega hasta que no lo quiere Alá". En las plegarias hay un momento dedicado a las preces. Las formula el imán y los fieles responden "Amén". Esta es una palabra que deriva del verbo hebreo "Aman", cuyo significado era, originariamente, estar apoyado sobre una roca firme con la certeza absoluta de que no se moverá y, posteriormente pasó a significar verdad.

Me sorprendió saber que a pesar de que en este momento habrá posiblemente más de treinta mil paquistaníes en Barcelona, sólo hay cuatro enterrados en los cementerios de la ciudad. Prefieren expatriar a los difuntos y enterrarlos en su tierra. Les dije que, se diga lo que se diga, uno realmente es del lugar en el que tiene enterrados a sus muertos. Ellos me contestaron que quieren tenerlos enterrados aquí, pero nadie les vende un terreno para tener un cementerio propio.

jueves, 26 de mayo de 2011

Naturaleza y cultura

Vía

Si lo entiendo bien...

I
... ZP no quiere convocar un congreso extraordinario por temor a verse barrido y, por lo tanto, empujado a convocar elecciones generales; pero Rubalcaba no quiere primarias por temor a ser elegido mientras ZP sigue gobernando y, por lo tanto, quemando a todo lo que se relacione con él. Ellos sabrán lo que es mejor para el PSOE.

II
... tiene razón Ferran Sáez: las redes sociales con todo su glamour postmoderno no informan ni más, ni mejor que la prensa tradicional. Más aún: hay sospechas razonables de que lo hacen peor. Más sesgadamente.0

III
... ser hortelano tiene sus límites. La primera vez que traes cuatro lechugas a casa te reciben como si fueras César entrando en Roma tras su victoria en las Galias y tu atraviesas el pasillo tan ufano con los trofeos arrebatados al enemigo entre las manos. A los quince días de traer diariamente cuatro lechugas a casa... pues como que uno intuye que molesta.

IV
... la anciana que lloraba ayer por la mañana con la frente contra la pared de aquella calle tenía, simplemente, miedo a morirse. La anciana que la consolaba a su lado diciéndole que no había mal que pudiera con ellas resultaba tan poco convincente...

V
Justo al terminar de redactar el post me llega un documento remitido por Ferran Sáez (si alquien está interesado por el contendio, puedo enviárselo):

martes, 24 de mayo de 2011

Estación de Ocata

Le hago una broma al operario que está reparando la máquina que permite el acceso al andén de la estación. Veo que no le gusta.
- Mire usted -me dice-, la estación más vandalizada de toda la línea de la RENFE, y se lleva con mucho la palma, es esta, la de Ocata. Después a distancia, la de Masnou y después, a distancia aún mayor, de de Premià de Mar.

Le aclaro al lector que el tren de Mataró a Barcelona tiene en su tramo central las estaciones, por este orden, de Premià, Ocata y Masnou. 

Dejo al operario enfaenado y me voy a casa. Al llegar a la Plaza de Ocata, que el domingo fue okupada un rato, leo una pancarta: "No soy antisistema. El sistema es anti-yo".

He pasado esta mañana por la Plaza de Cataluña. Lo que he visto me ha parecido un perfecto escaparate de lo que puede dar de sí nuestro sistema.

Me da la razón Quintano en ABC. Estoy perdido. 

domingo, 22 de mayo de 2011

Kafka for President

 Recojo en parte un artículo que escribir para el ARA hace unos meses:


El 1968 els enfrontaments entre la policia, els negres i els hispans estaven a l’ordre del dia a Chicago, especialment a West Town i Humboldt Park. Els més virulents van esclatar després de l’assassinat de Luther King, el 4 d’abril. Quan semblava que s’anaven esmorteint, els va revifar l’assassinat de Robert Kennedy.

Aquell any hi havia eleccions presidencials i el Partit Demòcrata va triar aquesta ciutat per a la seva convenció. Estimulat per aquest clima, el moviment yippie (Young International Party), creat pels joves radicals com a reacció a la passivitat política dels hippies, va convocar la joventut americana mitjançant la premsa underground a un “festival de vida” el 23 d’agost, en principi per protestar contra la guerra del Vietnam i la segregació racial, motius que no podien ser més nobles. Davant el perill de nous aldarulls, l’alcalde Richard J. Daley va mobilitzar 20.000 efectius de la policia i la Guàrdia Nacional. De joves n’hi havia uns 10.000. Els xocs i les corredisses entre els uns i els altres eren retransmesos en directe per la televisió a un país expectant. Els yippies van donar un cop propagandístic en presentar-se al cor de la ciutat, el Chicago Civic Center, amb Pigasus, un porquet que volien proclamar candidat a la presidència del país. El cantant folk Phil Ochs el va comprar en una granja i el va batejar Pigasus, jugant amb la figura del cavall alat Pegaso de la mitologia grega i la paraula anglesa pig (porc). En la seva plataforma electoral exigien que qualsevol persona del món pogués votar-lo, ja que les repercussions de les eleccions nord-americanes eren mundials. Hi afegien que mentre que els dos partits principals triaven candidats que en arribar a presidents devoraven el poble, els yippies en proposaven un que podia alimentar-lo.

Els seus partidaris van rebre Pigasus amb crits de “Pork power” i “Vote pig”. Quan tot just van acabar de llegir la primera frase del seu discurs d’acceptació, que deia “Jo, Pigasus, per la present anuncio la meva candidatura per a la presidència dels Estats Units”, el porquet i els organitzadors de l’acte van ser arrestats. Davant de les càmeres de televisió i els fotògrafs dels principals diaris i agències, és clar, perquè els demagogs amb recursos sempre tenen bona premsa i cauen molt simpàtics quan, predicant un altruisme diletant, ens donen la torna del seu narcisisme delectant.

Va ser un moment gloriós per al moviment yippie. Impulsat per la premsa, Pigasus es va convertir en un símbol arreu del país amb la imatge d’un porquet amb ales que encara continua simbòlicament viu. Respecte a l’innocent animal de carn i ossos, es va escampar el rumor que se l’havien cruspit els policies que el van detenir.
 
Pel que fa al final de la història, diguem que el guanyador de les eleccions va ser el candidat republicà Richard M. Nixon. Pigasus, en lloc de ser cruspit al caliu per uns policies sense escrúpols morals, va ser lliurat pels agents a una societat protectora d’animals –on va rebre un tracte digne de la seva condició porcina– i els fundadors del moviment yippie han tingut un futur desigual. Hi ha qui es va suïcidar en adonar-se que no podia guanyar la partida a la realitat (Abbie Hoffman), qui es va passar a les files del moviment yuppie i va arribar a ser accionista d’Apple (Jerry Rubin) i qui viu com a okupa de la seva memòria (Paul Krassner). Res de nou, tret d’una gran cançó, Chicago, de Graham Nash.

La democràcia, per la seva naturalesa, no pot blindar-se ni contra la demagògia ni contra la desesperació dels que, cansats d’esperar solucions fàcils per als problemes complexos, surten al carrer a reclamar “Kafka for president”, però precisament per això tenim el deure de defensar la serietat dels procediments democràtics. 


El amargo entusiasmo

En una nota de 1969 Aragon escribe sobre su antología Avez-vous lu Victor Hugo? (1952): "L'Histoire a rendu l'enthousiasme amer". Un año antes había denunciado "le Biafra de l'esprit" refiriéndose a las tropas del Pacto de Varsovia que habían arrasado la primavera de Praga. Pensando en estos mismos hechos, Kundera escribió en La insoportable levedad del ser: "Los que piensan que los regímenes comunistas de Europa central son exclusivamente la creación de criminales dejan en la sombra una verdad fundamental: los regímenes criminales no han sido construidos por criminales, sino por entusiastas convencidos de haber descubierto la única vía al paraíso".

El entusiasmo es el opio del pueblo.

viernes, 20 de mayo de 2011

Els valors


Acabo de escribir en otro sitio que la jeremiada de la reivindicación de valores es el valor que está de moda. Es decir, la manera cool de sentirse valioso es reclamar la importancia de los valores (preferentemente de los ajenos). La opinión pública está en retirada ante la invasión de los bárbaros de la emotividad pública. Un claro ejemplo nos lo proporciona el predominio de la indignación moral sobre la moralidad propositiva. La indignación moral es aquella moralidad que encuentra más noble la náusea que el apetito.

jueves, 19 de mayo de 2011

martes, 17 de mayo de 2011

Gracias, amigos


A todos los que vinisteis ayer al Ateneu, gracias. Permitidme este regalo. Se trata de la firma de Jan Patocka en la Carta 77.

lunes, 16 de mayo de 2011

Más sobre las inteligencias múltiples

Dice Roberto Colom entre otras cosas que recomiendo leer AQUÍ:

Virtualmente todos los estudios científicos disponibles han rechazado el enfoque de Gardner sobre las inteligencias múltiples. Su base empírica es inexistente. Aun así, es innegable que su 'visión' –y el término es realmente apropiado-- ha tenido una sobresaliente influencia, especialmente en el contexto educativo. Este hecho dice bastante poco sobre los controles de calidad de los protocolos que se aplican en las ciencias sociales. Los argumentos de autoridad que provienen de Harvard pesan mas que la rigurosa investigación hecha en, pongamos por caso, Pensilvania, Barcelona o Tokio.

(...)

Tengan claro que los expertos en inteligencia humana no pueden aplaudir el premio de Gardner porque es inmerecido y provocará el virulento resurgir de estrategias pedagógicas dañinas para nuestros chicos. Lamento la situación y nada me gustaría más que se llevasen a cabo acciones de protesta institucional por su concesión.

 Gracias a Topo Universitario por el contacto.

viernes, 13 de mayo de 2011

Una aproximación al desconcierto

Al mismo tiempo que en El Café de Ocata desparecía misteriosamente la entrada anterior, el cartero me traía a casa tu libro, Javier. Nada más leerlo (lo cual no significa que lo haya acabado de leer: está aquí al lado, pidiendo ser rumiado) he escrito un ridículo poema titulado "¡Que vivan los celentéreos!", que por dignidad he guardado en el olvido.

¡Qué libro has cincelado, puñetero!

Se nota que está escrito al frío, en piedra dura. Los márgenes están llenos de lascas afiladas.Hay dolor y hay ironía y eso me parece tan difícil de casar, Javier, que te admiro por cómo sabes volver a casa borracho como una cuba por el camino que bordea el acantilado.

Pero no me quiero poner crítico, que sólo te escribo para decirte, otra vez (¡y bien sé que no será la última!), gracias.


Por cierto, ¿nos vemos el lunes o no?

Recupero el contenido del post evaporado:

Le han dado a Howard Gardner el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales por su teoría de las inteligencias múltiples. Allá cada cual con su inteligencia, pero la mía, que tiene voluntad de ser común, me dice que esto de las inteligencias múltiples es un fraude intelectual. Si el cerebro es una unidad funcional, hablar de inteligencias múltiples es un sinsentido muy propio, eso sí, de la posmodernidad New Age. Y me da la sensación que el último Gardner lo está intuyendo.  No me extrañaría nada que el Gardner que recoja el premio ya no sea aquel que, a juicio del jurado, lo mereció.

NOTA DEL SÁBADO: Veo que el comentario anterior ha reaparecido... ¡Qué cosas!

jueves, 12 de mayo de 2011

Inteligencias múltiples

Le han dado a Howard Gardner el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales por su teoría de las inteligencias múltiples. Allá cada cual con su inteligencia, pero la mía, que tiene voluntad de ser común, me dice que esto de las inteligencias múltiples es un fraude intelectual. Si el cerebro es una unidad funcional, hablar de inteligencias múltiples es un sinsentido muy propio, eso sí, de la posmodernidad New Age. Y me da la sensación que el último Gardner lo está intuyendo.  No me extrañaría nada que el Gardner que recoja el premio ya no sea aquel que, a juicio del jurado, lo mereció.


Credit est mort

Estampa de principios del siglo XIX

viernes, 6 de mayo de 2011

Demeter, la golondrina y la anguila


El orador Demades miró fijamente a los ciudadanos atenienses. Había subido a la tribuna para hablarles de cuestiones serias y ellos seguían con sus cosas, como si lo que les estaba diciendo no fuera con ellos. Tampoco a su silencio prestaron atención. Permaneció callado unos segunos y, finalmente carraspeó y les pidió permiso para contarles una fábula.

"Demeter, la golondrina y la anguila -les dijo- viajaban juntas." Inmediatamente los atenienses abandonaron sus entretenimientos y le prestaron atención. "Llegaron a la orilla de un río; la golondrina se elevó en el aire, la anguila desapareció en las aguas." Aquí se detuvo y ya no dijo nada más. Los atenienses, viendo que no tenía intención de contrinuar, le preguntaron: "¿Y Demeter? ¿Qué hizo Demeter?" "Demeter -les contestó- montó en cólera contra vosotros porque descuidáis la política y os entretenéis con las fábulas de Esopo".

Esta historia no dejaría de ser una fábula moral más si se redujese a ésto. Lo que la convierte en una fábula muy especial es que está relatada por el mismo Esopo. Y comienza así: "El orador Demades hablaba un día a los ciudadanos de Atenas, mas como no prestaban mucha atención a su discurso, pidió que le permitieran contar una fábula de Esopo. Concedida la demanda, empezó de este modo..."


En ninguna otra fábula he sentido de manera más clara que Esopo se dirigía directamente al lector. "¿Qué demonios haces leyendo fábulas de Esopo?" Claro al lector le ha proporcionado ya una buena respuestal: "Es que sólo Esopo cuenta fábulas de esta manera".

miércoles, 4 de mayo de 2011

El penúltimo suspiro

I
Conducían a un reo al patíbulo y al entrar en una calle, comenzó a resistirse. Al ser preguntado por el motivo de su resistencia contestó que en aquella misma calle vivía un tendero con el que tenía contraída una antigua deuda y no quería caer en sus manos para no salir malparado.

II
Un condenado a muerte pidió agua de un jarro antes de morir. El verdugo, al pasársela, echó un trago. El condenado la rechazó entonces, por miedo a contraer la sífilis.

III
El juez le dijo a un condenado a muerte que se encontraba en el patíbulo que si se casaba con una mujer presente entre el público, salvaría la vida. El condenado la miró y al ver que cojeaba, se negó al trueque.


Nada inhumano nos es ajeno 
o, si se quiere,
todo lo demasiado humano nos es propio. 
Lo sabía bien Montaigne, 
de quien recojo las anécdotas.

martes, 3 de mayo de 2011

Diodoro Cronos

Honor a Diodoro Cronos, que fue discípulo de Euclides. Murió de repente, de un ataque súbito de vergüenza que le robó el alma, al descubrir que no podía rebatir ante sus alumnos una objeción que le habían planteado.


Los ipsetarianos

Al amigo Adolf Beltran, 
a cuyas órdenes me he puesto
para colaborar en su programa 


Goethe nunca fue muy religioso. De hecho no parece que se sintiera miembro de ningún credo. Sin embargo a los ochenta y tantos años parece que sintió como una querencia. Lo sabemos por una carta que le escribió a Sulpice Boissière en la que confiesa su admiración por los ipsetarianos, porque encontraba su credo muy próximo.

El principal mandamiento de los ipsetarianos era manifestarse siempre dispuestos. ¿A qué? Goethe nos lo aclara: "a amar, admirar, venerar todo lo excelente y perfecto que llegara a su conocimiento".

Sospecho que tal religión nunca existió más allá de esta carta pero, probablemente, sin necesidad de bautismo Goethe fue toda su vida un devoto practicante de la misma.

lunes, 2 de mayo de 2011

Minima moralia III

Una mujer, un borracho y yo en la barra del bar. Clavó el borracho sus ojos túrbidos sobre los generosos pechos de la mujer y le dijo: "Oigo desde aquí latir tu corazón. De aquí a una hora me lo comeré." A mi me pareció que iba en serio, pero la mujer se echó a reír con unas carcajadas escandalosas, propias de una víctima.

Justice has been done

"Justice has been done", ha dicho Trasímaco. Y yo, por supuesto, me tomo sus palabras muy en serio. Sócrates, en el Parnaso, reconoce que siempre fue amigo de Trasímaco.

El niño tiene derecho a ser frustrado

Entrevista que me hizo el jueves pasado Carlota Fominaya para el ABC.